INNOVACIÓN COMPARTIDA, UN NUEVO MODELO DE RSE