El movimiento CERMI y las administraciones valencianas se alían a favor de la empleabilidad de las personas con discapacidad