El alquiler se revela como la mejor alternativa de acceso a la vivienda